12 mayo, 2017 gerencia

COMO ELEGIR LA MEJOR ENTIDAD CREDITICIA PARA MÍ

COMO ELEGIR LA MEJOR ENTIDAD CREDITICIA PARA MÍ

Uno de los mayores riesgos que genera adquirir vivienda nueva es obtener un sistema de crédito con un portafolio de servicios financieros que no se adapte a nuestra economía familiar básica, el simple hecho de las grandes fluctuaciones que tienen algunas tasas de interés bancarias, generan alteraciones considerables en el pago del canon mensual, algunas de ellas se basan en el hecho de ligar el valor del interés a algunas variables porcentuales de medición macroeconómica; en otras ocasiones existe la facilidad de mantener la cuota fija, quienes utilizan fuertes campañas de persuasión exigen el uso de varios productos financieros que se incluyen dentro del portafolio que ha obligado a adquirir el cliente final.

Por razones como esta, debemos realizar un análisis del tipo de crédito que más se ajusta a nuestro bolsillo, adicionalmente se debe tener en cuenta las restricciones y requisitos que tiene cada entidad bancaria para acceder a algún tipo de beneficios, estas entran a un estudio meticuloso de riesgos, que en algunas ocasiones perjudican a aquellos cuya vida crediticia es corta o casi nula, es en ese punto donde se debe tener en cuenta que existe otra modalidad o entidad financiera para acceder a créditos sin grandes requisitos, estas son catalogadas como cajas de ahorro y cooperativas, que están especializadas en financiamiento de vivienda.

Es fundamental que revises una amplia gama de factores para elegir la oferta financiera más adecuada. Aquí te las presentamos:

  1. Identifica el banco adecuado

En ocasiones cuando se es empleado o independiente por nuestro trabajo o actividad contamos con un portafolio de algún banco, lo cual permite que al momento de solicitar este tipo de créditos sea más fácil y se manejen tasas preferenciales.

 

  1. Revisa si eres sujeto de crédito

Algunos bancos evalúan sólo los flujos de efectivo de las empresas (en caso de ser independientes) y otros evalúan su capacidad de pago (para empleados), con base a sus estados financieros. Si tu estructura financiera no está muy bien, las opciones se reducen.

  1. El plazo

Es el periodo de tiempo que te otorga la entidad financiera para devolver el préstamo y pagar los intereses. Para elegir según tus capacidades de pago, te servirá entender lo siguiente: a menor plazo, suele ser menor la tasa de interés, pero mayores las cuotas a pagar; mientras que a si el plazo es mayor, la tasa de interés también lo será, pero menores las cuotas a pagar.

Si desea ampliar esta información este link será de su interés.

http://www.finanzaspersonales.com.co/credito/articulo/como-escoger-credito-hipotecario/36396